Visualización

“Cuando entreno, una de las cosas en las que me concentro es en crear una imagen mental del mejor pase de balón al compañero, preferiblemente dejándolo solo ante portero rival. Lo que hago, siempre antes de un partido, siempre, cada noche y cada día, es intentar pensar en cosas, imaginar jugadas que nadie haya pensado, y teniendo siempre encuenta el punto fuerte de cada compañero al que le paso el balón.” (…) Ronaldinho

La visualización es una de las herramientas más utilizadas en la psicología del deporte. Consiste en crear o recrear una experiencia mentalmente lo más clara y controlada posible, y para ello nos podemos ayudar de todos los sentidos: olfato, gusto, tacto, audición y visión. Al practicar la visualización estaremos entrenando y reforzando la memoria en los sistemas muscular y nervioso de los movimientos que requiere esa técnica en concreto.

Visualizar es una manera de entrenar y cuanto más practicamos más fuerte se hace el circuito de esa habilidad entre el cerebro y las relevantes partes del cuerpo, haciendo que la técnica se perciba de una manera más fluida.

Se puede visualizar desde dos perspectivas: siendo nosotros los protagonistas, o viéndonos como si fuéramos una tercera persona. Algunos atletas tienen preferencia por una u otra perspectiva, o prefieren una perspectiva dependiendo de la habilidad que tengan que entrenar.

(Fotografía de Oleg Ivanov en Unsplash)

Podemos utilizar la visualización para practicar lo siguiente:

Entrenamiento físico

-Una habilidad específica, por ejemplo imaginar un saque de tenis, o una estrategia de juego.

-Imaginarnos compitiendo en sitios en los que no hemos estado.

-Entrenar secuencias de movimientos mentalmente cuando no podemos hacerlo físicamente por ejemplo si estamos lesionados.

Entrenamiento mental, para motivarnos:

-En un resultado específico, por ejemplo: imaginar que logramos acabar un maratón.

-Sobre un reto, por ejemplo: imaginar que tenemos confianza en nosotros mismos justo antes de empezar una carrera de larga distancia.

-Sobre nuestro estado emocional óptimo, por ejemplo: antes de un torneo de artes marciales podemos usar la visualización para revitalizarnos y prepararnos para el combate.

Entrenamiento mental, para relajarnos:

-Después de hacer ejercicio, ya que cuando los músculos están cansados es elmomento idóneo para la relajación.

Es normal que si no estamos acostumbrados nos resulte difícil controlar la imagen o incluso crear una imagen detallada. De todas maneras, recuerda que la visualización es como cualquier otra habilidad, hay que practicarla para tener mejor resultados.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.